Tener una tienda online de calidad

Ofrecer al usuario aquello que demanda y suprimir lo que produce rechazo en el mismo.

Una vez hemos puesto en marcha nuestra tienda online o página web, debemos de estar muy pendientes del rastro que dejan los usuarios cuando acceden a nuestro sitio. Debemos fijarnos en qué punto es donde mayoritariamente se produce la salida, si existen errores en el contenido, si su estética no es la más adecuada, si la llamada de atención que realizamos provoca el efecto contrario…

Hay que estudiar detenidamente cada movimiento que realiza el navegante para poder ofrecerle aquello que demanda y suprimir aquello que produce rechazo en el mismo. Para provocar en el cliente el deseo de volver a utilizar nuestros servicios, te exponemos unos puntos que toda tienda online tiene que cumplir:

  •  Actualizar los contenidos. Si poseemos un blog, tenemos que actualizarlo periódicamente. Aportar algo nuevo que aporte valor al usuario. Si tenemos una tienda online de zapatos, hablar de diseñadores que marcan tendencia, por ejemplo.
  •  Si nuestro proveedor produce un cambio en los artículos que tenemos, debemos actualizar las imágenes del mismo y los características en el menor tiempo posible.
  •  Actualizar las imágenes. Hay ocasiones, que aunque el artículo siga siendo el mismo modelo, pero necesita que variemos la forma de presentación del mismo.
  • Cuando una página se quede obsoleta, no aporte nada al usuario, es más conveniente eliminarla.
  •  Añadir páginas nuevas con nuevas propuestas.
  •  Hacer un cambio de escaparte. Igual que ocurre en una tienda física, en tu tienda online debes de variar tu página de aterrizaje para captar la atención del usuario.
  • Prepara las campañas de las festividades, ofertas, promociones en relación a la época del año en la que nos encontremos, con los productos o servicios más adecuados según cada etapa. Si tienes una tienda online de vinos, no es lo mismo San Valentín, en el que se puede realizar una campaña de un buen vino para compartir con tu pareja con una dedicatoria, que en navidades, que es más sencillo enviar una oferta con varios vinos para degustar con toda tu familia.
  • Revisar los enlaces. Puede ocurrir (sobre todo con los externos) que se hayan producido cambios en la URL.
  • Artículos relacionados. Cuando el cliente observa un artículo y observa sus características, deberían existir enlaces a productos complementarios o bien con características similares, de forma que sea más fácil para el usuario encontrar aquello que demanda.
  • Piensa en el usuario. Cuida los textos, la web debe de ser intuitiva, los artículos deben seguir un ordenamiento lógico… en conclusión, hacer de la visita una experiencia satisfactoria para el usuario.

Pin It on Pinterest

Share This