Controlar el fraude en tu tienda online

Siempre que algo te parezca sospechoso, ponte en contacto con tu cliente.

Al igual que ocurre en un comercio tradicional, debemos de estar atentos a aquellas situaciones que pueden finalizar en fraude en tu tienda online.

La forma de actuar es un poco más compleja, puesto que la forma  que estos delincuentes tienen para conseguir  su objetivo es a través de pagos no autorizados por tarjeta de crédito (con tarjetas que no son de su propiedad) o devoluciones del importe posterior a la recepción del pedido. En un negocio tradicional, se pueden producir pequeños hurtos, en tu tienda online, este hecho está planificado de antelación.

A continuación, te damos algunos consejos que pueden ayudar a detectar este tipo de fraudes:

  • En primer lugar, te aconsejamos que solicites el código de seguridad que tienen las tarjetas de crédito denominado número de verificación CVV. Hoy día, casi todos lo TPV te piden este número al realizar la transacción, pero en caso de que no sea así, solicítalo con tu banco. Es una manera de asegurarse que quien paga con la tarjeta al menos, la posee físicamente.
  • Hay ocasiones en las que el nombre de tu tienda online no coincide con el nombre de la empresa que emite la factura. Este hecho puede causar confusión en el cliente, por lo que debe de ser aclarado cuando éste  completa el proceso de pago en tu site. Así, podremos evitar devoluciones posteriores por desconocimiento de la empresa que efectúa ese cargo.
  • E-mail y direcciones sospechosas. Si una dirección o e-mail te parece extraños, como número de portal sin indicar el número de puerta, un e-mail mal redactado, recomendamos una llamada que verifique que la dirección es correcta, y además tendremos la oportunidad de agradecer al cliente por la confianza depositada. En caso de productos caros, igualmente recomendamos esto último.
  • Firma del albarán de entrega. Una vez la empresa de transporte entregue el producto, debemos de guardar el documento que indica quién ha recepcionado tal mercancía para tener constancia por escrito ante posibles reclamaciones.

Siempre debemos estar atentos ante posibles estafas nuevas que pudieran producirse. Como sabemos, existen personas muy hábiles en estos temas. Siempre que algo nos parezca fuera de lo normal: llamar al cliente, es una buena forma de anticiparse. Nos asegurarnos que todo está correcto, además de una nueva toma de contacto. Te lo agradecerá tanto tu cliente como tu empresa.

 

Pin It on Pinterest

Share This