crear un plan de marketing para tu tienda online

Debes de analizar de mercado, definir objetivos y aplicar la mejor estrategia teniendo en cuenta tu presupuesto.

A la hora de elaborar un plan de marketing online, tenemos que tener en cuenta que es similar a un plan de marketing de una empresa tradicional. Dependiendo del volumen de cada empresa, la responsabilidad del plan de marketing recaerá en el departamento de marketing o  o en el gerente de la misma. Existen software gratuitos que pueden ayudarte a la elaboración de tu plan de marketing.

Tener una tienda online es relativamente fácil, pero no tanto la elaboración de un plan de marketing que de resultados. No basta con tener nuestro espacio en internet. Debemos de definir muy bien cada etapa para buscar los medios adecuados, según nuestro presupuesto, para alcanzar los objetivos previstos.

1. En primer lugar, debemos de analizar nuestra situación. Seguramente, habrás oído hablar del análisis DAFO. Debemos conocer cuales son las fortalezas y debilidades de nuestra empresa (análisis interno), y las oportunidades y amenazas del sector en el que nos encontramos (análisis externo). En esta etapa reflexionamos sobre nuestra empresa, nuestro mercado y sobre nuestra competencia. Es indispensable conocerlos a los tres para la elaboración de un plan de marketing que de resultados.
Es en este punto donde debemos analizar nuestro sitio web, ver funcionalidades, diseño de la competencia, precio de los productos, el mercado al que nos dirigimos, sus necesidades…

2. Una vez tenemos claro el primer punto, debemos definir los objetivos que queremos alcanzar, ¿qué es lo que queremos conseguir? Dependiendo de nuestro análisis inicial, definiremos unos objetivos reales y posibles, y de ello dependerá nuestra posterior estrategia. ¿Queremos mejorar nuestro posicionamiento web? ¿Queremos aumentar nuestro porcentaje de venta? ¿Reconocimiento de marca?

3. Este punto debemos de tenerlo presente antes y después de definir nuestra estrategia. Cuál es nuestro presupuesto, cuánto nos va a costar. Lógicamente, hasta que no definamos una estrategia precisa no sabremos la cuantía, pero debemos saber cuáles son nuestras limitaciones y si estamos dispuestos o no a invertir cierta cantidad.

4. Nuestra estrategia dependerá de los objetivos propuestos. Vamos a tomar las decisiones que permitan alcanzar aquello que hemos propuesto, una vez analizada nuestra situación inicial. En este punto es donde debemos pensar en nuestro producto, la presentación del mismo, catálogo,  precio de venta, formas de pago, distribución del producto y cómo lo vamos a comunicar. La comunicación en internet depende del posicionamiento, campañas de publicidad online, pago por clic… Si no aparecemos no estamos.

5. Una vez puesto en marcha el plan de marketing, debemos hacer un seguimiento del mismo para comprobar que todo se está llevando a cabo según la estrategia acordada. Analizar los resultados. ¿Son los previstos inicialmente? Quizás debamos hacer una variación en la estrategia inicial para conseguir los objetivos, sería mejor que seguir con una estrategia que no es efectiva.

Si tu estrategia de marketing da los resultados esperados ¡Felicidades! El conocimiento de tu negocio y el mercado en el que trabajas es excelente, además, tu visión para buscar soluciones es incuestionable.

Si la estrategia a seguir no ha sido productiva, no te desanimes. Pregúntate por qué no ha sucedido lo  que esperabas, ¿no has llegado hasta tu cliente? ¿El precio en concordancia con la calidad no es el adecuado? ¿Existen deficiencias en el diseño?  Debes de tomarte este hecho como un reto a superar. Seguro que si estudias lo que ha podido ocurrir tu negocio saldrá fortalecido, al igual que aumentará tu capacidad de reacción y experiencia.

Pin It on Pinterest

Share This