Conocer quién es tu cliente es esencial para trazar la estrategia de venta adecuada

Conocer quién es tu cliente es esencial para trazar la estrategia de venta adecuada

Cuando ponemos en marcha un negocio, tenemos que dedicar tiempo al diseño web, a la estructura de nuestra tienda online, a la forma de presentar nuestro producto, y tenemos que dedicar tiempo a nuestro cliente.

Cuando nos referimos a dedicar tiempo a nuestro cliente, queremos decir que hay que prestar atención a aquellas personas que son más receptivas, que les puede interesar nuestro producto, en definitiva, conocer a nuestro cliente potencial. Hay que segmentar, no podemos realizar una estrategia de marketing online en la que el destinatario sea cualquier persona, de cualquier edad, de todas las partes del mundo. Si queremos llegar a un público tan global  perderemos energía sin conseguir los resultados esperados.

Es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta si queremos que nuestra tienda online tenga éxito, pero es complicado, puesto que de forma general, queremos abarcar lo máximo posible.

Es indispensable conocer a qué sector de la población le puede interesar nuestro producto o servicio, de esta forma, trabajaremos en la estrategia de venta que más se adapte a nuestro cliente potencial.

Si queremos vender productos para bebés, nos centraremos en un sector de la población que ronda entre los 25 y 40 años principalmente. Como son padres, lo más normal es que hayan planificado este hecho y tengan una estabilidad económica y familiar, por lo que en vez de vender los productos para bebés, estaremos vendiendo una forma más de cuidar y amar a nuestros hijos a través de las mejores calidades, para padres que saben lo que desean para sus hijos. Indicamos los beneficios que estos productos tienen para el bebé, haciendo alusión a la cualidades positivas que tienen sus padres por elegir nuestros productos o servicios.

Con este ejemplo, queremos decir que para que nuestro cliente esté seguro de que ha tomado la decisión adecuada, tiene que saber los beneficios que le reportará el objeto o servicio adquirido, debemos cubrir las necesidades de nuestro cliente  aportando valor adicional.

Hay que tener en cuenta diversos factores, como pueden ser el ámbito geográfico, el sector en el que nos encontramos, el volumen de negocio, lo que queremos conseguir (ventas, colaboradores,…)  y sobre todo qué necesidad cubre nuestro producto o servicio. Una vez respondamos estas cuestiones, sabremos quién es nuestro  cliente potencial y realizar la estrategia de venta adecuada.

Pin It on Pinterest

Share This