Todo el mundo vive de vender algo. – Robert Louis Stevenson

Vender hoy día es muy complicado. Existe una competencia feroz en todos los sectores. Hay una serie de factores externos que pueden hacer que la venta no se haga efectiva, pero hay una serie de errores que suceden dentro del departamento de ventas que acaban produciendo la pérdida del cliente.

Conseguir un nuevo cliente y cerrar una venta es una misión muy compleja, pero perderlo es extremadamente fácil.

Desde atender a un mismo cliente de forma duplicada ofreciendo distintas soluciones a una misma necesidad a no satisfacer la necesidad del cliente en beneficio de lo que creemos que es mejor solución para la empresa (no realmente lo que está demandando).

El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización(Victor Hugo)

Errores comunes en la gestión de ventas de la empresa

  1. Falta de comunicación interna. Una comunicación fluida entre los distintos departamentos de la empresa es indispensable. Todos tienen que trabajar en la misma dirección, saber claramente qué podemos ofrecer, cuándo podemos ofrecerlo y el tiempo en el que podemos servir nuestro producto o servicio.
  2.  Falta de capacitación y motivación del personal. Indispensable que el personal se sienta cómodo en su puesto de trabajo. Una formación adecuada es fundamental para que el trabajo se desempeñe de la manera que estimamos es más conveniente para la empresa y de cara a nuestro cliente. Además, la falta de motivación influye directamente en la venta.
  3.  Alta rotación del personal. Si una persona es efectiva en el desempeño de sus funciones, conoce el sistema de trabajo y es válida para ello, no hay motivo para cambiarlo. Formar de nuevo a una persona que ocupe su puesto quizás nos lleve un tiempo que en ese momento no es beneficioso para la empresa.
  4. No satisfacer las necesidades del cliente. Variar algunos parámatros para sacar adelante un nuevo proyecto que va a ser positivo para la empresa es necesario en algún momento. Es importante resolver los problemas que surjan para poder satisfacer las necesidades reales del cliente y poder proporcionar una solución adecuada a su demanda. Ser flexible en la estrategia de venta no sólo puede ser positivo, sino necesario en algunos momentos.

“Involucrarse con tus consumidores consiste en satisfacer sus necesidades, no las tuyas” – Tony Robbins

  1. Suponer que la calidad de producto o servicio es suficiente para conseguir al cliente. Si realmente tu producto es de calidad, la atención a tu cliente debe de ser de calidad. Si tu producto es premiun, la atención debe de ser acorde al mismo.

Cuando no puedas cerrar una venta, intenta abrir una relación- Patricia Fripp

  1. Pensar que el servicio a tu cliente finaliza con la venta. El servicio postventa es indispensable para que el cliente quede satisfecho. La resolución de dudas, gestión de incidencias etc… hará que tengamos un cliente o lo perdamos. El cliente tiene que saber que la empresa está comprometida con él.

“Cada venta tiene cinco obstáculos a vencer: La no necesidad, la falta de dinero, la falta de prisa, la carencia de deseo y la desconfianza” – Zig Ziglar.

Pin It on Pinterest

Share This